El cuarto campeonato de España de disc golf ya es historia

(Crónica del discgolfista vocacional, Carlos Río)

Tras largas jornadas de preparación y de trabajo con el diseño del campo y la administración de todo tipo de tareas relacionadas con el torneo en sí, el viernes los jugadores tuvieron la oportunidad de probar el campo en su versión integra. En una tarde soleada y calurosa pudimos observar como los participantes probaban drives y aproximaciones por el campo. Raúl y yo aprovechamos la tarde para sentarnos en el pabellón situado al lado de la salida del hoyo #15, donde conversamos un rato con el misterioso incondicional del disc golf, un caballero de 86 años que es gran conocedor de nuestro deporte y habitual espectador en el hoyo más emblemático del campo de Purificación Tomás. Allí sentados, compartiendo unos moscovitas de la confitería Rialto, observamos la vida interior del disc golf en el parque, algo maravilloso.

La reunión de jugadores de este año se celebró en la casa del antiguo guardia del campo, que ya ha sido central de torneos como el Asturias Disc Golf Invitational 2015 y el Open de España 2016. La reunión transcurrió sin problemas y el reglamento quedó muy claro.

El sábado a las 09:30 los jugadores recogieron sus tarjetas y se dirigieron a sus respectivos hoyos. A las 10:00 comenzó oficialmente el cuarto Campeonato de España de Disc Golf.

Mi grupo estaba compuesto por mi gran amigo Juan Campos, presidente del Disc Golf Club Oviedo, Luis Menéndez, el campeón de la categoría Grandmaster del pasado año, y Jesús Romero, jugador de Ultimate del equipo QUIMERA de Salamanca.

Mi ronda fue relativamente buena, comencé con mucho birdie en los primeros hoyos, pero perdí fuelle en la parte intermedia del campo. Aunque hice varios fallos, conseguí recuperarme en todos menos en el hoyo #10, en el cual mi drive termino fuera de la calle y me dejó sin posibilidad de putt. Tras una ronda animada y en buena compañía, firmé una tarjeta de 54 (-6). Mis compañeros de ronda jugaron a su nivel, y lo mejor fue observar a un jugador de Ultimate como Jesús en su debut como discgolfista, un debut de lo mejorcito que he visto en un campo, ya que Jesús demostró entender el juego y, sobre todo, ser capaz de amoldar sus lanzamientos de Ultimate a los de disc golf. Estoy seguro de que vamos a ver a Jesús en torneos de disc golf en el futuro.

Tras los primeros dieciocho el Open estaba muy igualado conmigo y CFO igualados con -6, León con -5 y Miguel con -3.

Este año habíamos decidido hacer todo el torneo en el campo de Purificación Tomás, Pura para los locales, y por esa razón hemos tenido la fortuna de recibir la visita del Sabadiego Food Truck, subcampeón de España de Food Trucks, que nos han servido unas hamburguesas verdaderamente ricas y que también nos ha facilitado todo tipo de bebida. Todo un lujo evitar moverse del parque entre rondas. Podemos recomendar tanto su comida como su amabilidad.En las otras categorías los favoritos se pusieron en cabeza inmediatamente. En Féminas Aida firmó una tarjeta de 72, por delante de Mónica en segunda posición, y en Grand Masters, Vere, padre de Aída, se distanció inmediatamente del resto con una primera ronda de 60.

La segunda ronda empezó a las 15:00, y para esa hora el día se había nublado y había empezado a soplar el viento, no como en Oulu en Agosto, pero con bastante fuerza.

Un concentrado CFO

Mi grupo ha estado compuesto por CFO, León y Miguel, y la ronda ha transcurrido en silencio, algo que funciona muy bien con mi estilo de juego. El viento ha condicionado el juego y ha añadido dificultad a hoyos como el #3, el #5, el #11 y el #15.

Cuatro birdies y un bogey en el #15 me han dejado con -5 (54), en cabeza igualado con un CFO que ha tenido hoyos muy buenos y hoyos no tan buenos, pero que ha demostrado que tiene la cabeza bien amueblada y que sigue evolucionando como jugador, tanto a nivel técnico como táctico. León es un jugador más espectacular, pero su ‘course management’ sigue sin funcionar. Miguel se ha quedado por detrás de León.

Cuatro birdies y un bogey en el #15 me han dejado con -5 (54), en cabeza igualado con un CFO que ha tenido hoyos muy buenos y hoyos no tan buenos, pero que ha demostrado que tiene la cabeza bien amueblada y que sigue evolucionando como jugador, tanto a nivel técnico como táctico. León es un jugador más espectacular, pero su ‘course management’ sigue sin funcionar. Miguel se ha quedado a x lanzamientos de León.

Aida, campeona de España 2016

En féminas Aída ha aumentado su ventaja, mientras Mónica y Ana continuaban su batalla por la medalla de plata.
Por la noche se celebró la espicha que, como se ha hecho habitualmente, se hizo en el bar Boca a Boca, dónde la gran mayoría de los jugadores disfrutaron de especialidades asturianas y charlaron animadamente.En Grandmasters, Vere ha dejado claro que el título sería suyo, mientras que Luis cada vez estaba más cerca de la medalla de plata.

Para la jornada del domingo se había pronosticado lluvia, pero afortunadamente no fue así.

Raúl y yo ya estábamos en el campo a las 08:30 y rápidamente hemos colocado banners, movido canastas y preparado tarjetas. A las diez en punto ya estábamos jugando la tercera ronda.

Raúl y CRK DG, siempre presentes

Para los niños esta sería su primera y única jornada, en la que tuvieron la suerte de tener a su lado a Fernando López-Cancio durante todo el día. Desde el primer momento se observó claramente que la batalla por el título sería entre el campeón del año pasado, Xurde Menéndez, y el del año anterior Andrés del Riego. Tras sus primeros dieciocho hoyos, estaban empatados con 73 lanzamientos, seis por delante de Bruno del Riego y con Iyán en cuarta posición.

En Féminas y Grandmasters, hija y padre, Aida y Vere, siguieron aumentando su ventaja. Entre las chicas Mónica Alonso utilizó la mañana del domingo para distanciarse de Ana Menéndez, y entre los Grands, Luis Menéndez hizo lo mismo en relación con Patxo Camarero y Javier del Riego. Pedro Ojeado firmó una gran tarjeta en esta ronda, pero se quedó a la puerta del play-off para la final.

Mi ronda fue muy buena, no perfecta, pero muy sólida. Un rating de 1022 lo dice todo.

Los hermanos Dalton? La final de los Juniors

Tras un star-frame en el primer hoyo, para los que desconocen el término es un hoyo en el que todo el grupo anota birdie, mi drive en el #2 me dejó con buenas sensaciónes. CFO se acercó al tee y se la jugó, haciendo un drive muy agresivo que pasó por el lado incorrecto del mando. Su aproximación desde el drop se quedó un poco larga y no fue capaz de salvar el bogey, con lo que anotó un 5. Mi drive se quedó a unos 8-9 metros de la canasta y me dejó con un putt inclinado y con mucha caída que normalmente me pensaría, pero con una oportunidad de escaparme con tres me decidí a intentarlo y lo conseguí. Birdie y cojín de tres lanzamientos sobre CFO. Un lujo ya que Carlos es un gran jugador y su versatilidad técnica es muy amplia.

En el resto del primer nueve y a principio del back-nine, CFO recupero uno de los lanzamientos perdidos, pero en el la isla del #11 se le fue la hoya y marcó un nuevo seis con el que perdió tres lanzamientos más. En el #12 volvió a fallar, esta vez se le escapó el disco de la mano, y perdió dos más. Cinco en dos hoyos que con los dos anteriores se quedaron en siete de diferencia. Bogey en el #17 y par en el #18 le añadieron dos más, y tras la tercera ronda se ponía a nueve de mi. Malas noticias.

Miguel entregó en esta ronda el segundo mejor parcial de la ronda con un 57 que le valió un rating de 944.

Miguel ‘Mikko’ Caparrós en el #13

En la pausa volvimos al Sabadiego Food Truck. Comí mi hamburguesa Astur-Celta, una verdadera delicia, y terminé con un café con leche que necesitaba tras muchas noches de poco sueño.

El orden de las finales se decidió por votación popular, con los Grandmasters y las Féminas jugando simultáneamente, detrás los juveniles y al final el Open.

Las dos primeras finales estaban ya más o menos decididas, pero en Grandmasters se libró una batalla por la medalla de bronce entre Patxo Camarero y Javier del Riego que se decidió en el quinto hoyo, donde Javier anotó un diez que le costo el tercer puesto. El podio de esta categoría quedó compuesto por Vere Rey, Luis Menéndez y Patxo Camarero. El de las féminas por Aida Rey, Monica Alonso y Ana Menéndez.

Los Rey, campeones en Féminas y Grandmaster

La final de los peques fue muy entretenida y se decidió en el hoyo más emblemático del campo: el hoyo #15. Xurde llegó con ventaja al tee, pero su intento de putt se fue fuera y terminó con un seis. Andrés realizó probablemente el lanzamiento del día y aparcó su drive. Realmente impresionante para un niño de 11 años, que con ese lanzamiento anotó un dos que le sirvió para pasar a Xurde en el casillero y llevarse la victoria. Una pena no tenerlo en video.

Con el Open más o menos decidido, el único aliciente para los espectadores fue la batalla por la tercera posición. A mitad de final la cosa estaba igualada, pero en los últimos hoyos León consiguió robarle unos lanzamientos a Miguel para llevarse el bronce. Carlos tuvo otra ronda un poco irregular y terminó con 30. Yo jugué bien, y aunque hice un par de fallos, terminé con 24 y un rating de 1038 en los últimos nueve. No me puedo quejar. Tras una temporada muy difícil, el final no ha estado mal del todo.

Recordaré el IV Campeonato de España como el torneo de las sagas. Los Rey, con Aida, Vere y Lucas; los del Riego, con Javier, Ignacio, Andrés y Bruno; los Menéndez, con Xurde y Luis; los Fernández con Carlos y Miguel, y por último los López-Cancio con Raúl Y Fernando. Que el disc golf es un deporte que atrae a familias enteras está claro, por lo menos en Asturias, que siempre será la cuna de nuestro deporte en España.

Buen ambiente, campo rediseñado, buen tiempo y un indudable salto de calidad de los locales, que siguen creciendo deportivamente. El siguiente reto: el Open de España 2017.

Resultados en la página del evento y de la PDGA.

La calle del #4 y sus vistas de la ciudad de Oviedo

No se admiten más comentarios